Share This Post

capacitación

¿Romper el techo de cristal?

¿Romper el techo de cristal?

Acciones empresariales para romperlo.

Los obstáculos para el crecimiento y presencia de las mujeres en las empresas son generalmente conocidos como “techo de cristal”; la metáfora refiere una barrera o tope de realización al que las mujeres pueden acceder y al que se ven limitadas por los estereotipos y construcciones culturales a través del tiempo.

En Guatemala, las mujeres representan en 51.7% de la población total, sin embargo, uno de los mayores problemas en la trayectoria profesional de la población femenina, es generado por la elección que tiene que hacer entre su vida personal y laboral, como si mantener un equilibrio entre ambas no fuera posible y tuviera que ser una u otra. Aunado a ello, la escasa flexibilidad organizacional y falta de oportunidades generan una importante pérdida de talento para los corporativos.

Las empresas que tienen mayor igualdad de género gozan de niveles más altos de crecimiento y mejor desempeño. De acuerdo con el estudio «Más allá de la equidad de género: Liderazgo complementario», realizado por Great Place to Work, las empresas lideradas por partes iguales de hombres y mujeres en puestos directivos resultan hasta tres veces más rentables y su porcentaje de rotación voluntaria disminuye hasta 50 por ciento.

¿Por qué es importante aumentar la presencia de la mujer en la alta dirección? Sencillamente, por el ingente valor que la diversidad de pensamiento aporta a las empresas.

Si todas las personas al mando de una organización tienen trayectorias parecidas, proceden de una cultura similar y son del mismo género, la empresa se está perdiendo algo de lo que le ofrece el mercado. La diversidad es necesaria para ver el mundo desde una perspectiva más amplia, que además probablemente sea un mejor reflejo de sus clientes y de los problemas y oportunidades a los que se enfrentan.

Algunas medidas que pueden ser adoptadas por las empresas para empoderar a las mujeres e impulsar la igualdad de género son:

  • Establecer metas medibles y comprobables de diversidad de género para aumentar la representación femenina en niveles directivos .
  • Asumir la representación paritaria –mitad y mitad- de mujeres en sus juntas directivas.
  • Brindar capacitación para prevenir y eliminar todas las formas de discriminación y violencia entre los colaboradores.
  • Remunerar de manera equitativa a los empleados y no pagar más o menos la labor de alguno por su género.
  • Desarrollar medidas contra el hostigamiento o acoso sexual.

Infografías de Grant Thornton

Share This Post

Soporte técnico

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register